ABRAHAM CASTELLANOS, MIXTECO ILUSTRE


 

 

Abraham Castellanos Coronado nació el 16 de Marzo de 1871 en la Villa de Nochixtlán, Oaxaca, hijo de don Tirso Castellanos y de doña Petronila Coronado.
Sus padres, de raza pura, dedicados a las labores del campo, tuvieron que trasladarse a Orizaba, Veracruz, donde Abraham Castellanos, concluyó su instrucción primaria, manifestando desde entonces, gran interés por la educación.
Demostrando siempre su excelente rendimiento escolar, continúo sus estudios posteriores y en el año de 1887, a la edad de 16 años, ingresó a la Escuela Normal de Jalapa, Veracruz, donde fue alumno del eminente pedagogo Enrique Rébsamen de origen suizo quien, con su reforma educativa, influyó de manera decisiva en el sistema educativo en México. En estas óptimas condiciones formativas, Abraham Castellanos se graduó como Profesor de Educación Primaria Elemental.
En 1891, siendo Gobernador del estado de Oaxaca don Gregorio N. Chávez, quien con fines de reorganizar la Educación Primaria en el estado, invitó al notable maestro Enrique Rébsamen para desempeñar tan loable labor. El reconocido educador aceptó tan importante propuesta, ya que tenía como misión elevar la calidad educativa, y se hizo acompañar de Abraham Castellanos y Casiano Conzzati. Es así como Castellanos regresa una vez más a su estado natal, pero esta ocasión, con una proposición muy especial, una de sus primeras comisiones tan importantes en el ámbito educativo.
A Casiano Conzzati se le encomendó la Dirección de la Escuela Normal para Profesores y al mixteco Abraham Castellanos se le delegó la Dirección de la Institución Primaria anexa a esa Escuela Normal.
En 1897, Abraham Castellanos fue Director de la Escuela Núm. 2 Primaria Superior. En 1902, fundó y dirigió la Escuela Superior “Porfirio Díaz”; en ese tiempo también fue profesor de la Institución Normal mencionada y maestro del Instituto de Ciencias y Artes. Al siguiente año, en 1903, por su destacado desempeño profesional, recibe una invitación más del distinguido mentor Enrique Rébsamen para que en la capital del país se desempeñe como catedrático de Metodología Aplicada en la Escuela Normal. En el año de 1910, Abraham Castellanos fue nombrado Director de Educación en el estado de Colima.
En el aspecto político, en el año de 1912, fue electo Diputado a la XXVI Legislatura Federal.
Abraham Castellanos, al igual que su maestro Enrique Rébsamen, fue combatido por sus ideas reformadoras y al oponerse al gobierno de Victoriano Huerta, fue encarcelado en la ciudad de México. Con el triunfo del Constitucionalismo logró su liberación y posteriormente fue invitado por el Gobernador de Yucatán para que en la capital de su estado diera conferencias acerca de educación, Castellanos aceptó y por esto, como muestra de gratitud, el gobernador le otorgó una beca para trasladarse a Nueva York y seguir con sus investigaciones educativas.
A su retorno a México, en la ciudad de Pachuca, Hidalgo, fundó la Escuela Rébsamen.
Abraham Castellanos fue educador, político y escritor didáctico; así también, catedrático y director de varias instituciones educativas de la ciudad de México, así como de los estados de Colima, Hidalgo y Oaxaca. Entre las grandes obras escritas de este gran maestro, se hallan: “Organización Escolar”, “Procedencia de los pueblos americanos”, “Criterio sobre los Métodos de Escritura y lectura”, “Reforma Escolar mexicana”, “Desde mi celda” y “Teogonía Mexicana a la Niñez, a los Maestros y a los Artistas”, entre otros escritos importantes.
El Mixteco ilustre Abraham Castellanos Coronado fue un gran maestro que heredó un importante acervo de conocimientos pedagógicos que contribuyeron y siguen apoyando grandemente a la educación de la sociedad. El expresó: “Para formar Patria el secreto está en la educación de las masas populares.” Este ilustre personaje dejó de existir el 1º de Noviembre de 1918 en Pachuca, Hidalgo.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.